Escritos | Microficción | Fotografías | Autores | Random

2010-10-06

· Manías extrañables

No sabíamos por qué lo hace, si el chocar con su silla repetidamente durante una misma sesión de clases es a propósito o simplemente un accidente constante. Y es que ninguno de sus alumnos lo conocemos más allá de su papel como profesor. Ya un colega muy amigo suyo nos contaba una historia muy peculiar: luego de abrir la puerta de su casa y mirar aquella hermosa sonrisa, el maestro decía “te extraño” y seguido se abría paso a tropezones entre un mar de sillas (manía coleccionista de ella) hasta llegar a su mujer.

> Inspirado en la fijación de “El metalero”. xD


10 comentarios:

Ghostyaya dijo...

jajajaja xD
muy buena.. XD te pasaste.. y el colega cercano, ficción o real?

Carina Felice.Fotografías. dijo...

Un loco de atar, decimos por aqui.
Protagonista genial de tus geniales letras.
Un abrazote mi amigo,

PD: Como anda tu Vivi?

KappieG dijo...

@Yayaira: haha, fue real cuando lo pensé. :)

@Cari: Gracias ! Vivi anda ahorita mismo con un rollo. Me ha acompañado desde el sábado. Le manda saludos !

cristina! dijo...

Rifas, edgar, tienes todo el cabello lleno de talento :)

Hiperbreves S.A. dijo...

Tropezaba con las sillas por amor. Lindo accidente cotidiano. El amor, digo.

KappieG dijo...

@Espinito: haha. Corto o largo *-*
@Hiperbreves S.A.: el mejor accidente.

Lola Sanabria dijo...

Me parece muy original el micro con sillas, tropezones y extrañamientos. Sólo un par de cositas para que luzca como los chorros del oro: en el inicio escribes un verbo en pasado cuando todo el micro está en presente. A propósito, que va separado. Y, a mí el paréntesis final y su contenido me sobran.

Por lo demás, me encantó.

Abrazos.

KappieG dijo...

@Lola: cierto, a propósito es separado.

Lo de los tiempos tuve duda al escribirlo, escribo "no sabíamos por qué lo hace" porque ahora que el colega nos contó la historia, 'ya sabemos', pero el profe mantiene su conducta. Aún dudo si hice bien, hehe.

Sobre el paréntesis, tienes razón. De hecho, su lectura traban un poco el final. Al inicio planeaba describir el tipo de sillas que tenía, pero no sé mucho de ello.

Gracias !

pablogonz dijo...

Una imagen muy fuerte. Me encantan las manías inexplicables. Son muy literarias.
Abrazos y gracias por visitarme,
PABLO GONZ

KappieG dijo...

Gracias, Pablo :)

data:newerPageTitle data:olderPageTitle Inicio



Edgar Hernández. Tecnología de Blogger.