Escritos | Microficción | Fotografías | Autores | Random

2010-11-03

· Los desposeídos

“Los desposeídos: una utopía ambigua” es una novela de ciencia ficción escrita por Ursula K. Le Guin (1794) (igualito a Wikipedia haha). Se supone que debí leerla el semestre pasado para la clase de Géneros Limítrofes, pero no la terminé y me prometí leerla toda, porque bueno, ¡me fascinó! Volví a iniciarla y luego de dejarla de nuevo, la re-reinicié y la terminé. Me gustaría escribir un poco de qué trata, pero me deja más con un montón de pensamientos que con palabras en la punta de la lengua; de cualquier modo pueden acudir a Bibliópolis por la reseña. Para mí: un placer leerla. Nunca encontré el libro pero en internet hay muchos sitios donde pueden descargarla gratis. Arquismo/anarquismo, posesión/des-posesión, muros/li-bertad (siempre hay una línea de contraste)… les dejo un fragmente pequeño.

“—No sé —dijo. Sentía la lengua casi paralizada—. No. No es maravilloso. Es un mundo feo. No se parece a éste. Anarres es todo polvo y colinas secas. Todo estéril, todo seco. Y la gente no es hermosa. Tienen manos y pies grandes, como yo y como este camarero. Pero no grandes vientres. Se ensucian mucho, y se bañan juntos, nadie aquí lo hace. Las ciudades son muy pequeñas e insignificantes, son tristes. No hay palacios. La vida es opaca, y el trabajo duro. Uno nunca puede tener lo que quiere, y ni siquiera lo que necesita, porque no hay para todos. Ustedes los urrasti tienen suficiente para todos. Aire suficiente, lluvia suficiente, pastos, océanos, alimentos, música, edificios, fábricas, máquinas, libros, ropas, historia. Ustedes son ricos, nosotros pobres. Ustedes tienen, nosotros no tenemos. Todo es hermoso aquí. Menos las caras. En Anarres nada es hermoso, nada excepto las caras. Las otras caras, los hombres y las mujeres. Nosotros no tenemos nada más. Aquí uno ve las joyas, allí uno ve los ojos. Y en los ojos ve el esplendor, el esplendor del espíritu humano. Porque nuestros hombres y mujeres son libres. Y ustedes los poseedores son poseídos. Viven todos en una cárcel. Cada uno a solas, solitario, con el montón de lo que posee. Viven en una cárcel y mueren en una cárcel. Eso veo en los ojos de ustedes... el muro, ¡el muro!”
Ursula K. Le Guin (1794)


7 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Me gusta cómo va poco a poco desgranando las fealdades de ese lugar utópico, comparándolo, hasta darle la vuelta al final, cuando habla de las caras.

Gracias por dejar aquí el fragmento.

Dos o tres abrazos.

.A dijo...

yo en sus ojos veo soledad..

Lady Godiva dijo...

Ay, muy buena. Ando igual, muy apresurada con unas lecturas y luego no termino otras, pero la historia se nota que está genial. Veré si la consigo en línea. También gracias por tus comentarios en mi sitio.

Saludos hasta Tijuana.

Un tipo dijo...

@Lola: sí, es buena Ursula. Ese desgrane lo hace progresivamente en la novela, por ello la ambigüedad de la utopía.

@.A: Algo (mucho), hay de eso :)

@Godiva: sí, y me cuenta si le gusta :) Entonces somos dos llenos de lecturas, haha.


Gracias a todas, un abrazo :)

Johnny dijo...

Un tipo interesante¡¡

Andresk dijo...

No me atrae mucho el género, pero si encuentras una reseña de alguien como tú para invtarnos a leer, todo es un hecho: la tengo que leer.

Un tipo dijo...

@Johnny: uuf... gracias :)!
También lo es Barcelona tras su lente :)

@Andresk: ¿ciencia ficción? No sé qué concepto tenga de ello, pero de hecho yo no lo considero así. Lo más apegado a ese género es que la trama se desarrolla en el mundo ficticio que la autora utiliza en otras de sus obras; fuera de ello, es una sociedad muy humana.

Y claro, me halaga :P

¡Saludos!

data:newerPageTitle data:olderPageTitle Inicio



Edgar Hernández. Tecnología de Blogger.