Escritos | Microficción | Fotografías | Autores | Random

2010-12-13

· Los 3 consejeros

La cagué. Ya lo sé. Me lo dijo y sus palabras continúan como estampadas en mi frente, en un letrero que cada persona me leyó, de modo que me ha quedado bastante claro. ¿Y qué tenía que andar yo escuchando a estos tres consejeros? Si llevaba un buen desde que las cosas me salían como debían salir, es porque empecé a escuchar su voz. Soy hombre, y lo único que nos salva de serlo es la mujer. Pero hay tienen, que el pene, sin necesidad de fundamentos más allá de lo visual y lo instintivo, me «apuntaba» el camino; y el corazón, ah, el corazón… me dijo que tarde o temprano lo superaría, y que él, como buen guía, cargaría con el peso de mi falta; ¡y la mente!, qué lógica la suya, afirmando que era lo mejor, que seguramente ella también lo ha hecho y por tal me comprendería. Y su mejor amiga, reprobándome si razón, al inicio, aparente. Está tan buena y es tan obviamente seductora que no deberían permitirle ser maestra en una institución educativa. Nos envolvió poco a poco en su juego y yo terminé cediendo. Lo arruiné por escuchar a todos ellos y no tomar en cuenta a la única que jamás me falló.


10 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Me gusta el tema del micro, cómo vas desbrozándolo aunque creo que deberías darle una vueltecita y corregir algún error ortográfico.

Besos madrugadores.

Elena Lechuga dijo...

La Santa Trinidad. Con la Iglesia hemos topado. No termino de decidir si las dudas son una, si somos nosotros... el texto me ha recordado que aún no he decidido. Gracias.
Un abrazo

Malena dijo...

Habrá que escuchar a la conciencia, entonces. Aunque el pene grita más fuerte :)

.A dijo...

ojala que siga sin fallarte..

Camaleona dijo...

Y si no lo hubieses hecho ¿te habrías sentido mejor?

Mari Carmen dijo...

La curiosidad me llevó hasta aquí. Comentario por comentario.
Me gustó el blog y las fotografías, son buenas.

Mis felicitaciones. Saludos.

Xaj dijo...

Nada es gratis, che.

Saludos.

Johnny dijo...

A los tres consejeros hay que escuchar en su justa medida, cada uno aporta lo que no aporta le otro , complementándose y tomando la decisión más sabia.
Fuerza-emoción-entendimiento
Saludos

Andresk dijo...

"Soy hombre, y lo único que nos salva de serlo es la mujer." Tu personaje narrativo la cagó; tú, te pasaste de verga con algo tan poca madre. Qué chingón, esto me fascina. Me identifico siempre con lo que haces... porque pienso que lo hacemos similar. Ahora, si está basado en ella real, tu pene real, tu corazón real, la "bien buena" real... sí que la cagaste, pero ni pedo, no fuiste tú, fue todo.

Un tipo dijo...

@Lola: gracias, Lola. También anduve madrugando el texto, haha.

@Elena: de alguna forma, más allá de mi entendiemiento, creo que ambas cosas están entrelazadas.

@Malena: no hay duda y, además, es incosciente.

@.A: ya no habría posibilidad.

@Camaleona: en el momento.
Ya sabe: hay tiempo para todo.

@Mari Carmen: muchas gracias. Nos estaremos leyendo, entonces.

@Xaj: no en este mundo, amigo.

@Johnny: mira que no lo había pensado así. Aunque también estaba el otro.

@Andresk: Sr., gracias! Un gusto :)
Y no, desde luego que no es ella real :)


Abrazos navideños ~
¡Felices días a todos!

data:newerPageTitle data:olderPageTitle Inicio



Edgar Hernández. Tecnología de Blogger.