Escritos | Microficción | Fotografías | Autores | Random

2009-05-09

· Influenza: el origen

Lo recuerdo como si fuera hace dos semanas, pero no ha pasado tanto tiempo. La moda era hablar sobre la globalización o la crisis económica, y cuando todo era aburrido hacíamos bromas con el calentamiento global. Qué fácil es cambiar de plática cuando el contexto cambia también. Hace unos días la influenza se puso de moda, y todo gira en torno a ello. Los medios no paran de hablar del tema mientras ignoran temas de importancia; en una conversación completa, es raro que alguien no mencione el fenómeno; en el correo hay cadenas largísimas referentes al virus; y mírenme, escribiendo influenzadas. Es interesante ver cómo reacciona la gente a este tipo de situaciones.
Seguramente todos saben “algo” acerca de la influenza; pero seguro también se han tragado todas las cosas que los medios dicen, sugieren. La presente investigación no trata de desmentir todo éso, si no de exponer la verdad: el origen de la influenza y algo más. Tal vez algunos conozcan ya a la Súper Emo, tal vez no… El punto es que, esta persona, es el origen de la influenza.
Este personaje es el modelo a seguir en emoland, desde que nació tiene fuertes y consecuentes síntomas de depresión. Para ella, la felicidad significa el fin de su mundo. Por tal motivo, tomó tristes clases de karate, y ahora usa sus habilidades para proteger su mundo de la felicidad.
Todos los niños lloran. De pequeños, llorar es la onda. Pero ella, hundida en la depresión por no haber nacido en Brasil, no paraba de lloriquear. Sus ojos lagrimeaban tanto que su pálido cuerpo escaseó las sustancias que creaban las lágrimas. Por otro lado, sus padres no gastaban en agua al momento de bañarla… en fin… El organismo de la Súper Emo, al no tener elementos para crear lágrimas, optó por inventar un nuevo tipo de gotas lagrimales, con una composición diferente a las originales. Una lágrima de emo puro, una lágrima distinta e incomprendida. Incomprendida por el hecho de que, si bien esta lágrima era soportada por un ser emo, mataba a un cuerpo humano normal (¡y lo normal sí existe!).
Una de las armas que la héroa posee es una pequeña daga, llamada “El sable de la depresión”. Lo sé, ambos nombres son distintos, pero esto se debe a una transformación. La daga fue creada por ella misma, en la clase de carpintería. La daga s+olo funciona cuando es tocada por una lágrima de su creadora, entonces se transforma en un sable de gran poder, que lanza lágrimas cortantes a gran velocidad y con un alcance espectacular.
En una convención de Súper Héroes, esta héroa dio una conferencia. Llena de timidez y con lágrimas recorriendo su cara, contó algo sobre su infancia:
De pequeña, no tuvo amigo humano alguno, lo más cercano a una amistad fue su cerdito, un puerco rosado, con ojeras y un fleco que cubría su ojo izquierdo, y al cual llamó Oinkie. Ambos eran masivamente depresivos; pero Oinkie conoció la felicidad un día. Fue aquel día en que fueron al zoológico de la ciudad, Oinkie miró a una cerdita que lo enamoró; pero la héroa no permitiría que la felicidad corrompiera el espíritu de la amistad que tenían. Así, la única alternativa posible era eliminar al cerdito. Para ello, utilizó su daga, la transformó con su lágrima y atravesó el cráneo de su ex-amigo. El pobre animal se quedó sin cráneo y sin fleco.
¿Por qué es esto relevante? Verán, en el futuro, cuando la Súper Emo hizo su trabajo utilizando El sable de la depresión, se creó lo que hoy es llamado influenza porcina. Las lágrimas únicas de la héroa, más las bacterias del puerco que permanecieron en la daga y en conjunto con los químicos nocivos del ambiente, dieron origen al virus. La héroa se contagió al momento de activar su arma, cuando rozó el filo de la daga en el perímetro de su ojo y la lágrima contactó con el metal, a través del líquido lagrimal el virus entró a su organismo. La Súper Emo es la influenza en vida. Obviamente, su cuerpo emo es capaz de soportar el virus; además, uno de los síntomas de la influenza porcina son los ojos llorosos (o con dolor), debido a la capacidad que tiene de crear lágrimas en grandes cantidades.
El virus comenzó a expandirse cuando la héroa hizo su deber. Y llega la inevitable pregunta: ¿cómo sucedió, si las únicas personas infectadas son asesinadas por la Súper Emo? Pregunta inteligente. Obviamente, algún necrófilo depravado sexeó con algún cadáver infectado… sin embargo, este tipo de personas sólo contagiarían a otro cadáver. Por otro lado, la héroa solo ataca a personas felices, así que, otros emos están a salvo del virus. Yo no me iba a rendir en este dilema, tenía que encontrar las respuestas, y después de una larga indagación, di con ellas.
La Súper Emo no solo trabaja en persona, está actualizada, sabe que hay medios con los que puede contactar a personas felices: la informática. Durante las noches infelices, opera desde su ordenador, ingresando a sitios visitados por usuarios felices que desean compartir su felicidad a otros usuarios. Así es el ejemplo de felicidad.com o haciedosonrisas.org por mencionar algunos. La héroa es una hacker profesional, y usa sus conocimientos para ingresar al computador de los usuarios altamente felices. Una vez que identifica al usuario e ingresa a su ordenador, les habla a través de su micrófono. ¿Cómo esto puede contagiar la influenza porcina? Simple: la Súper Emo llora a la bocina de su micrófono, las lágrimas que caen en la bocina se transforman en dígitos que viajan en la red y salen en forma de sonido por las bocinas del usuario interceptado. Dichas ondas de sonido viajan por la cera que reside en los oídos hasta el sistema nervioso central, y de ahí se distribuye en todo el cuerpo.
Así es como se ha dispersado este virus, y si eres alguien que se limpia los oídos, que no eres necrófilo y que presenta niveles de felicidad dentro del límite (porque todo en exceso es malo), estás a salvo. Por mi parte, es todo. Considerablemente feliz de hacer mí trabajo e informar a la sociedad.


2 comentarios:

Ghostyaya dijo...

O.O
o por dios!!
la EMO originó la influenza!
tengo miedo, tengo miedo!!!
XDDDDD

KappieG dijo...

Formato feo, umh.

data:newerPageTitle data:olderPageTitle Inicio



Edgar Hernández. Tecnología de Blogger.