Escritos | Microficción | Fotografías | Autores | Random

2009-08-11

· Traumado

Así es como se les ocurrió llamarme porque vivo mis sueños. Traumado, no como un daño psicológico –o quizá sí–, sino como algo que te motiva a realizar cosas de forma insistente. Suele ocurrir al momento de, por ejemplo, terminar un libro que te proporciona determinado paradigma, y desde entonces todo lo que vives lo relaciones con él. Si lo haces, aquí te dirán traumado; si no, yo te llamaré aséptico. Pero a mí me tocó ser un traumado, aunque algunos usen la palabra ‘loco’ y otros ‘imaginante’.
Hace tiempo que no divido la realidad de mis sueños, porque yo vivo estos últimos, son mi realidad. Es lo que ellos desconocen. Quizá por eso es difícil que distorsionen de alguna forma mis ideas, a lo que gustosamente llamo killercentrismo. Pero no consiste en repudiar todo, más bien, repudia lo que asquerosamente tiene límites. Me gusta ir un poco más allá, aunque los demás digan que es inexistente y carezca de sentido, lo importante es que yo me lo crea y así lo perciba y, por otro lado, quienes rechazan todo son ellos.
Traumado. Probablemente porque la palabra cambió relativamente de sentido es que, a pesar de que con ella me describen y acertan inconsciente y parcialmente, me gusta. Incluso me motiva, porque el mundo necesita locos, necesita traumados. No obstante, no soy ni pretendo ser necesario. Traumado a secas. Como humano, como espíritu. Como quien dice, un ser espiritual viviendo una experiencia humana.

Miro, con los ojos en el alma.
Suspiro, con mundos vacíos.
Tanteo, espíritus.
Olfateo, esencias.
Escucho, lo sonidos más sordos.
Avanzo, con los pies en el espacio.
Vivo, sueños reales.


2 comentarios:

el poder d mis palabras dijo...

tu un traumado yo una loka es inspirador...es convincente

Carla dijo...

Pues no te preocupes no eres el unico en este mundo, por lo menos ya somos dos a quienes les pico el bicho de la locura ,jeje

data:newerPageTitle data:olderPageTitle Inicio



Edgar Hernández. Tecnología de Blogger.